trust

Si tenemos miedo a la vida nunca vamos a poder ser felices. Feliz es el que se arriesga
para comprender que para alcanzar algo se necesita camino. Habrá días donde los pasos sean firmes. Pero hay días donde se sufren caídas. Caer le sucede a cualquiera, lo importante es tomar conciencia de nuestra condición humana para que con humildad podamos pedirle ayuda a Dios que todo lo puede hacer, para que podamos ser mejores que el día anterior.

POR BEATRIZ CAMPERO

 

 

 

 

 

 

POR BEATRIZ CAMPERO