servir

¡Ama¡ ama mucho hasta vaciarte de ti mismo para que Dios pueda entrar a formar
parte de ti, de tal manera que lo puedas ofrecer a los demás.

POR BEATRIZ CAMPERO