manos-planta-juntos

Cuida tu relación con Dios porque cuando todos te abandonen y te sientas triste y derrotado Jesús va a estar ahí de pie a tu lado, esperando para levantarte en el
momento que tu se lo pidas. Él quiere que nazca de ti la iniciativa de pedir ayuda, que te inspira, porque no eres Su esclavo sino Su hijo predilecto.

POR BEATRIZ CAMPERO