aaeaaqaaaaaaaalkaaaajde5odq2njkzltkymdmtnguwyy04n2i2lwuwm2rhmdzmmtzkyq

Dios permitió las cosas que sucedieron en el pasado para que pudieras sacar lo mejor de la situación. Hoy pregúntate si haz sabido usar el sufrimiento para crecer como personas, para ser mejor en tu familia, en el trabajo, con tus amigos, y si no, hoy es un buen día para volver a intentar.

POR BEATRIZ CAMPERO