20160711145606-elegir

Hoy vivimos en un mundo en el que se ignora o se niega la existencia de Dios, pero ¿Qué es de la vida sin la presencia Divina? ¿En qué se tornan las relaciones con los demás cuando carecen de un sentido superior? Es momento de preguntarnos como sociedad a dónde nos dirigimos, a fin de que podamos enderezar el camino.

POR BEATRIZ CAMPERO