lupa

Cuando sufres la pérdida de un ser humano, recuerda que Dios en Su Infinita
Misericordia, no te abandona, sino que te acompaña por medio de Su Palabra, de tu familia, un mensaje, un buena noticia, etc..Sólo hace falta un poco de fe para descubrir a Dios día a día, y para darle gracias porque probablemente esa persona que tanto amabas, ya goza de la Presencia Divina.

POR BEATRIZ CAMPERO