74520_1

Las mascotas son una gran compañía para las personas, pero no te dejes confundir por ideologías que confunden la identidad humana.
Nunca los animales han podido, ni podrán llegar a ser como un ser humano, ya que carecen de inteligencia, voluntad, libertad y por lo tanto de capacidad para amar. Eso no quiere decir que no los cuidemos, los disfrutemos, los protejamos como las criaturas animales que son. Nunca sustituyas el amor hacia las personas a tu alrededor por el deseo hacia un objeto o hacia una mascota.

POR BEATRIZ CAMPERO